2 mar. 2011

LA IMPORTANCIA DE SER AUTONOMO



Todo artista que aspira a llegar a lo más alto, busca desesperadamente un mecenas. Los músicos: discográficas; los pintores: galeristas; los directores: productores; los diseñadores: holdings de lujo; etc. En definitiva, sin dinero, no hay carrera. Pues bien, hay artistas que llegan a lo más alto de su sector sin necesitar a nadie, más que a su público, claro. Es el caso de, por ejemplo, Farruquito. El mismo dirige su compañía y monta sus espectáculos sin rendir cuentas. La importancia de ser autónomo, supongo. La importancia porque, si eres autónomo, puedes permitirte el lujo de acabar con la vida de una persona y seguir demostrando tu arte, porque tus admiradores van a seguir pagando por verte bailar porque te admiran y dejan los juicios a un lado (me incluyo).

John Galliano no es autónomo, ya que su arte es mucho más difícil de producir, económicamente hablando, que un espectáculo flamenco y, por tanto, depende de los holdings. John trabaja en un mundo que vive de, por y para la imagen, donde prima lo políticamente correcto… por supuesto que su reciente comportamiento puede destruir su carrera. Aquí no cabe que la gran mayoría de sus admiradores sigan valorando su arte sin juzgarlo, porque esta mayoría no puede comprarlo. Dentro de la comunidad judía si que hay grandes compradores, y Dior tiene que vender. Y es que John Galliano no ha matado a nadie, pero no es más que otro ‘mandao’.


LOVE·J